Mensaje de estado

Active context: sidebar_general

Usted está aquí

Mantener los valores cívicos, culturales y patrimoniales que distinguen los territorios, el gran reto de Bogotá en espacios públicos intervenidos

espacio público

¿Qué significa para los bogotanos la Carrera Séptima, la más emblemática en el centro histórico? Este fue el planteamiento que acompañó a los investigadores del Observatorio del Espacio Público de Bogotá, cuando decidieron estudiar este importante corredor peatonal, tras la intervención que concluyó a finales del 2020, entre las calles 9 y 24. En el escenario en el que confluye gran parte de la historia capitalina desde su fundación y donde se encuentran espacios públicos reconocidos como la Plaza de Bolívar, había que garantizar que no solo continuara siendo el punto de encuentro por excelencia para manifestaciones sociales, deportivas y culturales, sino que además, continuara contando desde su arquitectura, cómo la ciudad llegó a convertirse en la gran metrópoli, que todos conocemos hoy. 

Para Sergio Iván Rojas, líder del Observatorio Distrital del Espacio Público ‘’Los datos obtenidos son un insumo valioso que permite tomar decisiones frente a futuros proyectos de intervención que impacten el área de influencia, porque contemplan aspectos de interés general, en donde se tiene en cuenta el espacio público construido, frente a la movilidad de los peatones y cómo esto, afecta positiva o negativamente la calidad de vida de quienes allí residen o la frecuentan’’ indica el profesional.

La Política Pública Distrital del Espacio Público, también considera aspectos ecológicos determinando en este escenario, por ejemplo, que en el inventario del centro histórico de Bogotá, se encontraron 214 árboles de 25 especies, entre los que se destacan el Arrayan Blanco, Cajeto, Caucho Sabanero y el Nogal, siendo este último, insignia de la capital colombiana.

En cuanto a la fauna, asociada a la presencia de aves en el corredor y las plazas que se articulan a éste como parques, corredores ecológicos viales y la reserva forestal de los Cerros Orientales, se encontró que las especies que se destacan son: el Copetón, la Mirla, la Torcaza, la Paloma y el Chamón.

Pero no son los únicos datos de interés, en el área intervenida hay un total de 573 polígonos de andén que se pueden comparar con seis Plazas de Bolívar. También se logró identificar que, en el corredor urbano más antiguo y emblemático de la ciudad y sus áreas aledañas hay 17 predios públicos de cesión, dentro de los cuales hay 10 vías vehiculares, 6 vías peatonales y 1 correspondiente a una plaza; también otros 5, de varias categorías, que hacen parte del patrimonio inmobiliario de la ciudad.

Si quiere conocer más datos del Boletín N. 6, puede consultarlos aquí.

Compartir: