¿Está en crisis el transporte público en tiempos de pandemia?

Imagen de srojas

Categoría: 

Esta pregunta es una constante que ronda a muchos bogotanos que tienen la intención de volver a usar el transporte público como la alternativa más viable para movilizarse por la ciudad.

Existe de por medio una preocupación alimentada en parte por medios de comunicación, que recalcan constantemente el uso de medidas preventivas para evitar el contagio del virus Covid 19, enfocadas en evitar espacios en donde se generen aglomeraciones, exista poca recirculación del aire, y no se lleve a cabo un distanciamiento social de 2 metros con respecto a las demás personas.

Evidentemente, quienes han sido usuarios de Transmilenio, el sistema integrado de transporte público de mayor uso en Bogotá, advierten que ser un usuario durante las horas pico en un escenario de pandemia, no representa un panorama alentador en términos de posible contagio, considerando que para 2019 según la encuesta anual realizada por la Secretaría Distrital de Movilidad los buses rojos transportaban a 2’404,752 ciudadanos al día.

Sin embargo, desde el Observatorio del Espacio Público nos tomamos la tarea de entender las dinámicas de movilidad de la ciudad para analizar los pros y contras respecto al uso de los medios de transporte durante el transcurso de esta contingencia provocada por la Pandemia, valorando los esfuerzos de la Alcaldía Distrital de Bogotá, y entendiendo además las dificultades que representa enfrentarse a una enfermedad que a mediados de noviembre había alcanzado a contagiar a casi 350.000 personas en la capital de Colombia.

 

Tabla No. 1 Observatorio Distrital de Salud, Casos confirmados de Covid-19 en Bogotá D.C

 

 

Fuente: Base de datos de casos confirmados Covid-19. Secretaria Distrital de Salud 2020. Fecha de Corte 12/11/2020.

 

 

Parte de la discusión radica en entender la movilidad desde sus aristas más relevantes. Entre ellas se contemplan (i) la variedad de medios de transporte con las que un habitante cuenta para desplazarse al sitio que desee (ii) la accesibilidad de estas alternativas de transporte para garantizar un desplazamiento de forma rápida, segura y que además contemple medidas de bioseguridad que salvaguarden la salud, y (iii) los motivos de viaje en consideración de los sitios a los que los ciudadanos pretendan desplazarse.

La ciudad de Bogotá, antes de enfrentarse a los cambios abruptos generados por la cuarentena dictada a partir del Decreto 457 del 22 de marzo de 2020, en la cual se limitó la libre circulación de personas y vehículos en el territorio nacional y estableció 34 excepciones, contaba con un porcentaje del 34% de viajeros que se desplazaban en transporte público al día, representado por 4’556.702 de viajes como se puede apreciar en la gráfica 1, junto con las demás opciones de movilidad.  

 

Gráfica 1. Distribución Modal en Bogotá

 

 

Fuente: Secretaría Distrital de Movilidad. 2020

 

Si bien antes de que comenzara la pandemia se realizaba una cantidad total de 13’359.728 viajes diarios de quienes habitan en Bogotá, todos ellos se redujeron drásticamente, por ejemplo, de los 880.000 viajes diarios en bicicleta que se registraban antes de la cuarentena, la cifra cayó a 360.000 cuando se inició el confinamiento, tendencia que se mantuvo para cada eje de dentro de la movilidad. Hoy, más de seis meses después de esta situación, ya comienzan a regularse las formas de desplazarse por la ciudad, volviendo al ejemplo de las bicicletas, ya son 500.000 los viajes que se hacen cada día en este medio de transporte y las proyecciones muestran que seguirán en aumento considerando la visión del Plan Distrital de Desarrollo al propiciar la movilidad urbana sostenible.

En este tema, la alcaldesa Claudia López comenta sus argumentos al respecto de la siguiente forma: “Queremos una ciudad más sostenible, menos contaminada y con mejor movilidad. 7 de cada 10 viajes se hacen en transporte público, bicicleta o caminando; y sin embargo, el 85 % del espacio para movilizarse lo usan los carros y apenas el 15% los otros modos de transporte”.

Esto evidentemente coindice con los datos de la Secretaria Distrital de Movilidad y con los 47 millones de metros cuadrados destinados a las vías con los que cuenta la ciudad, y sin embargo, pareciera que las personas que se movilizan en carro particular fueran el volumen de habitantes predominante debido a los avistamientos de trancones en vías arterias. Para lo anterior, la Alcaldía ha suscitado importantes avances encaminados a aliviar el desplazamiento de los ciudadanos en transporte privado para compensar el transporte público, prueba de ello es la renovación del esquema de restricción vehicular en Bogotá “pico y placa” con una medida enfocada no solo a la disminución de la congestión sino en la promoción del uso eficiente de los vehículos particulares.

A partir del martes 22 de septiembre se reinició la restricción para la circulación de vehículos particulares, de lunes a sábado, de 6:00 a.m. a 8:30 a.m. y de 4 p.m. a 7:30 p.m e inicialmente pensó incluirse el día sábado considerando los turnos para las actividades económicas contemplados en el Decreto Distrital 193 de 2020, y los altos niveles de congestión que se presentaban durante este día antes de la pandemia.

A continuación, se enlistan las variaciones adicionales que exceptúan a particulares de la medida de restricción y transcriben la importancia del transporte público y el cuidado del medio ambiente de acuerdo con las acciones de Nicolás Estupiñán, Secretario Distrital de Movilidad:

  • Vehículos particulares con 3 o más pasajeros (incluido el conductor).
  • Vehículos híbridos y dedicados.
  • Propietarios que accedan de manera voluntaria al Pico y Placa Solidario, que busca generar recursos adicionales para el SITP.
  • Vehículos adscritos a la Unidad Nacional de Protección.
  • Vehículos que transporten personas en condición de discapacidad.

El secretario Estupiñán, aseguró además “estas acciones hacen parte de nuestra estrategia para aumentar la ocupación promedio de los vehículos privados de la ciudad, que también contempla en el futuro la operación de carriles de alta ocupación y la vinculación de tecnologías que permitan gestionar el tránsito de manera inteligente”.

Con ello se dio a conocer otro avance en la movilidad enfocada a la accidentabilidad, el cual es otro de los ejes que amenazan constantemente a los ciudadanos y la congestión vehicular en la ciudad, la Secretaría Distrital de Movilidad registra diariamente cerca de 500 accidentes simples, así que, se implementó un equipo élite de gestión inteligente del tránsito que atenderá los incidentes viales en un promedio de 7 minutos y que cuenta con 30 drones, 14 grúas fijas para la atención de incidente, gerencias en vías, señalización y semaforización adaptativa con sensores de tránsito. Por lo cual la movilidad bogotana contará con una política basada en los datos e información confiable para tomar decisiones, provenientes de la red Bitcarrier y un convenio con WAZE que permiten evaluar en tiempo real el estado del tránsito.

Es interesante observar cómo las herramientas tecnológicas a la vanguardia de hoy se adaptan al análisis minuto a minuto en la movilidad de la ciudad, las mismas herramientas que con motivo del confinamiento hicieron evidente la reconversión laboral remota para muchas empresas evitando desplazamientos innecesarios y acudiendo al distanciamiento preventivo, las cifras muestran que en Colombia, solo en lo que va de 2020, han sido asesoradas por parte del MinTic 128 empresas y más de 2.600 personas, tendencia de tipo exponencial en consideración de la última entrega “Cuarto Estudio de Penetración del teletrabajo en Empresas colombianas” realizada por la Corporación Colombia Digital en 2018, que divulgó para entonces los 122.278 teletrabajadores a lo largo del país. Si bien aún quedan esfuerzos por adaptarse a la era digital en modos laborales, estos avances garantizan una disminución en el número de desplazamientos en la ciudad, considerando que el motivo principal de viaje en Bogotá como se enseña en la gráfica 2 se debe a los habitantes que se dirigen diariamente hacia su lugar de trabajo.

 

Gráfica 2. Distribución de los viajes según el motivo del viaje (Bogotá, sin el motivo de volver a casa)

 

 

Fuente: Secretaría Distrital de Movilidad. 2020

 

Cabe resaltar que el transporte público en representación del Sistema Integrado de Transporte Transmilenio S.A, de acuerdo con el balance de las acciones realizadas por la SDM, este año logró mantener la tarifa para adultos mayores, personas en condición de discapacidad y quienes cuentan con una menor capacidad de pago y tienen beneficios del Sisbén. Adicionalmente, pese al área reducida de los espacios del Sistema, se han instalado puntos de lavado de manos en las estaciones de intercambio, se mantienen encendidos los sistemas de aire acondicionado y abiertas ventanas de los articulados en todo momento, además de distintas campañas de concientización respecto al virus para hacer uso del tapabocas, intentar hablar lo menos posible para evitar el contacto, aerosoles dispersos en el aire y evitar salir de casa si ha contraído el virus.  

Durante la pandemia se implementaron varias acciones acordes a las metas trazadas en el Plan Distrital de Desarrollo. De acuerdo al objetivo de reducir el 10% de material particulado en la atmósfera y aumentar en 50% los viajes en bicicleta. La Alcaldía ha respondido al implementar 84 kilómetros de ciclovías temporales de los cuales ya fueron implantados 65 kilómetros de manera permanente. También se autorizaron en pandemia 5 mil cupos para la operación de patinetas eléctricas y 3 mil bicis eléctricas en la ciudad.

Finalmente, es importante recordar que un espacio y transporte público de calidad debe ofrecer alternativas orientadas a las necesidades de los habitantes que les dan uso, y como se ha evidenciado a lo largo de este artículo, pese a las falencias a resolver con las que aún cuentan los sistemas de transporte, Bogotá ha tenido alternativas para responder y seguir respondiendo conforme la situación pandémica evoluciona, sin embargo, pese a todas las acciones estratégicas, infraestructurales e intersectoriales, el autocuidado debe ser y será el estandarte más alto en virtud de una Bogotá más comprometida con una solución real para salir de esta situación.

 

Por: Julián Herrera Urrego. Observatorio del Espacio Público.

 

 

Bibliografía

Albarracín, L. (2020, 25 agosto). Datos y estadísticas sobre el teletrabajo en Colombia. Blog de Talento Humano - Acsendo. https://blog.acsendo.com/cifras-teletrabajo-en-colombia/

Secretaria Distrital de Salud (2020, 14 noviembre) Casos confirmados de Covid-19, Bogotá D.C. Salud Data- Observatorio de Salud. http://saludata.saludcapital.gov.co/osb/index.php/datos-de-salud/enferme...

Ministerio TIC (2018) “Cuarto Estudio de Penetración del teletrabajo en Empresas Colombianas” Corporación Colombia Digital. Gobierno de Colombia. Bogotá.

Guillermo Camacho Cabrera. (2020, 4 mayo). Conoce las decisiones más recientes de Movilidad por la cuarentena en Bogotá. Bogota.gov.co. https://bogota.gov.co/mi-ciudad/movilidad/decisiones-mas-recientes-de-mo...

Secretaria de Movilidad (2020, 18 septiembre) Nueva restricción vehicular impulsará el uso eficiente de los vehículos particulares en Bogotá. Alcaldia Mayor de Bogotá. https://www.movilidadbogota.gov.co/web/noticia/nueva_restriccion_vehicul...

Abel Cárdenas. (2020, 15 agosto). Los cambios en la movilidad que impulsó la pandemia. Portafolio.co. https://www.portafolio.co/economia/los-cambios-en-la-movilidad-que-impul...

Secretaria Distrital de Movilidad (2019) Encuesta de movilidad 2019- Indicadores preliminares. Distribución modal de Bogotá.

 

 

 

 

 

Compartir: